Info útil: Guías de Viaje

Internet en Cuba cómo acceder cuando viajas de Mochilero

Spread the love

La cara fea del turismo cubano

No les voy a esconder nada. Por favor, si me quieres, tampoco me vengas con temas de política… Internet es el lado oscuro cuando piensas viajar a Cuba. Una amiga que observaba mientras escribía este post, me dijo, pero el internet no tiene nada que ver con turismo, ¿por qué les escribes eso?

No haré la historia del Tabaco. En el Mercado, quien no tenga opciones pierde. El monopolio que se dedica a proveer Internet en Cuba se llama Etecsa. Existen varias oficinas en todos los municipios (aunque no en todas puedes tramitar lo que deseas); así como también en las zonas de mayor flujo turístico. En ellas puedes comprar la tarjeta Nauta, que necesitas para acceder a la Red.

¿Como recargo mi cuenta?

Aunque lo normal es que los turistas compren las tarjetas Nauta desechables, que no se pueden recargar, Si tienes un usuario, recargas con un cupón de 2 dólares, por el cual te dan 2 horas con 50 minutos (esta nueva tarifa es de hace muy poco). Existe una reciente modalidad de venta: los Agentes de Etecsa, en los barrios; con ellos puedes comprar los cupones de recarga, pero nunca las tarjetas nautas –ni siquiera, mientras duró el pegajoso Corona virus.

Tarjeta Nauta
Cupón de recarga

En los hoteles, por lo general, solo las venden a huéspedes. Por lo que si te apremia recargar y no encuentras oficina, es bastante seguro que aparezca un “buena gente” que te la revenda por 5 cuc. Siempre que sea en un lugar público, salvo el delito de la reventa, no creo que haya otro peligro.

Algunos, por cuestiones de trabajo tienen acceso desde sus casas. No hace mucho se instauró el Nauta-Hogar. Un sistema pagado a partir de los 15 cuc obligatorios mensuales. Algunas casas de alquiler instalan wifi para que te conectes, pagando tú, por supuesto. Aunque también puedes encontrarte ya, en algunas promociones de rentas y cafés con el slogan de wifi gratis. ¡De lujo!

Donde conectarse

Te conectas en los ciber-cafés que encuentres, del estado o privado, en los hoteles e intituciones del turismo para este fin, en las salas de navegación de etecsa, en las wifi que están en los parques. Pero lo “mejor” radica en el propio acceso y la productividad que obtienes con esa recarga.

Otra vía de acceso a internet en Cuba.

Antes de hablarte de su productividad, quiero comentarte sobre otra vía de acceder a Internet. Hace poco Etecsa lanzó otro producto que tal vez te convenga saber. Le llaman Cubacel Tur. Consiste en la posibilidad de “adquirir“ una tarjeta SIM temporal. Según la promoción del sitio oficial (www.etecsa.cu/telefonia_movil/cubacel_tur/), puedes comprarla en las páginas de los vendedores de etecsa internacionales. El servicio inicial incluye un paquete minúsculo (yo diría simbólico) de 1GB + 20 MIN + 20 SMS.

Donde recoger la tarjeta SIM

Este servicio comienza con la desventaja obligatoria de recoger la Tarjeta en el Punto de Venta de Cubacel Tur, en la Terminal 3, del Aeropuerto José Martí. Espero que eso haya mejorado antes de tu viaje a Cuba, si planeas entrar por otra región del país.

Prefiero citarte textualmente, del sitio de etecsa, la forma de recarga: “El cliente podrá conectarse a internet y adquirir paquetes adicionales de recarga específicos para este tipo de servicio. Para consultar el servicio debe marcar el código *222. Para consultar su oferta marque *222*887# o lo que es lo mismo, *222*TUR#

Fe de errata personal: Supongo que, en el párrafo anterior, donde dice debe marcar el código *222. Quieran decir *222#.

Te dejo su correo por si deseas contactarles: atencion.usuario@etecsa.cu

Conexión “desconectante”

El internet en Cuba es una de las más brillantes demostraciones de Inteligencia Artificial de la Vía Láctea.

Por consiguiente, ella hace lo que quiere: se conecta y se desconecta a sus anchas bandas (no tan anchas, ni tan bandas, ¡ah!). Incluso a veces no te notifica que estás offline; no acepta desconectarte cuando tú quieres y al revisar nuevamente te habrás dado cuenta que te gastó todo el saldo. La velocidad, para qué hablar, ¿recuerdas lo que te dije de su IA?; tendrás como resultado el trabajo de unos 25-40 minutos de productividad, por las supuestas 2 horas, 50 minutos que pagaste.

Otro punto es su estado de ánimo, según como se sienta en ese momento tendrás infinitas interrupciones, con las que elaborarte una tirilla de esas de los electrocardiogramas; así puedes expresar el diagnóstico de haber perdido horas y horas, el salario del mes en un día y el estrés de la depresión post-conectiva al sentirte estafado completamente.

A esto súmale el “desconcierto desconfiado” de nunca estar seguro si cerró bien y duermes con las recurrentes pesadillas de que, al despertar, se hayan hecho realidad y no tengas saldo en tu cuenta –una vez más.

Así que mi consejo aquí es que cuando viajes a Cuba traigas en tu mochila, digo en tu mente, la idea de socializar con perfil bajo en las redes sociales. Esto tiene una gran ventaja: para compensar socializas a Full con nosotros. Si eres adicto a Internet, elabora tu presupuesto de viaje a Cuba de esta manera: 20 % mochila, transporte, comida, alojamiento; 80 % Acceso a Internet.

Por otra parte, míralo por el lado bueno. Tal vez esa sea la manera de cuidarnos del consumismo…

Mi gente, me considero Mochilero de Cuerpo y Alma. ¡Felices viajes! Y nos vemos por las calles del mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.