Catedral de Kazan Curiosidades de San Petersburgo Curiosidades de Rusia
Relatos de Viajes

Un tren a San Petersburgo

Spread the love

Nada más feliz que darse una escapada a San Petersburgo, la antigua Capital del Imperio Ruso (Российская Империя).

Aquí estoy, encima del último vagón del tren # 120 B, que viaja de Belgorod (Белгород) a San Petersburgo (Санкт Петербург).

Llevo un mes de Slow Travel en Moscú y ya estaba loco por despegar a cualquier parte de Russia. En verdad, les confieso, no tengo economía para mucho más, por lo que aprovecho para darme una escapada a la ciudad Imperdible Top #1 de Rusia.

Uno de mis sueños viajeros es atravesar Russia. A la verdad, ahora que tengo unas pequeñas en la distancia, no creo que pueda ahora mismo. Me debo a ellas. A la vida compartida, siempre compartida; siempre bifurcada.

El primer contratiempo

Soy (imagino que casi todos los demás seres humanos sean iguales), de los que gustan que las acciones se mantengan dentro de los parámetros conveniados. Por lo que esta espera que llevamos al salir de la estación ya me incomoda.

Son las 10:34, una hora después de la salida y todavía estamos estacionados en un patio ferrociario de Moscow viendo pasar los demás trenes en ambas direcciones y nosotros aquí, y San Petersburgo allá.

¡Ja! 10:46. Damos marcha atrás, volvemos a la estación.

Por ahora solo puedo imaginar cómo será esa urbe archiconocida. Dónde estará la casa del gran Fiódor Mijáilovich Dostoyevski, ese maravilloso padre que conocí de manera atrasada en el segundo año de la Universidad. En verdad será tan bella la Catedral de Kazán  (San Petersburgo). Y aclaro porque existen 15 catedrales con esa “titulación“ dentro de territorio ruso. Aquí mismo, tenemos la Catedral de Kazán de Moscow. Pero no solo estas, puedes visitar la Catedral de Nuestra señora de Kazán de la Habana.

Veo que saldemos bien retrasados, pero de todas formas, no deja de ser una maravillosa sensación estar encima de este tren a San Petersburgo.

Abrazos ferroviarios,

Tío Lucio el viajero.

Mi gente, me considero Mochilero de Cuerpo y Alma. ¡Felices viajes! Y nos vemos por las calles del mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.