Vuelos Moscú Minsk
Relatos de Viajes

Mi primer Vuelo de Moscú a Minsk

Spread the love

Vuelo de Moscow a Minsk en este mismo instante. No te lo negaré. Como la mayoría de los cubanos en Moscú, nesecito legalizar un documento. Por lo que mezclo una vez más dos razones para viajar. Así que una de las supuestas razones es la de prolongar mi Slow Travel en la Federación Rusa. Tal vez me falte mucho por ver y vivir en esta gran región.

El visado libre es de tres meses, por lo que estás obligado a abandonar territorio ruso antes del término de ese período. El mío vence el 11 de diciembre. Como no tengo recursos para viajar más lejos, Bielorrusia es la “salvación”. Por eso me encuentro ahora mismo sentado en el Aeropuerto de Minsk, dispuesto a trasnochar aquí, hasta que amanezca y pueda dirigirme a la ciudad.

¿Cómo reservar a Bielorrusia?

En Skyscanner es muy sencillo. En mi caso, quice comparar Aeroflot con Belavia, que fueron las dos aerolíneas encontradas con más frecuencias diarias de vuelos entre Moscow y Minsk. Como Aeroflot es mucho más cara, he reservado con Belavia.

Te comento que los precios en el sitio oficial de Belavia son los mismos que encuentras en Skyscanner; por lo que no debes de preocuparte por ello.

En este caso, tiene 4 ó 5 vuelos diarios entre estas capitales.

Pero…

Intentos fallidos

No todo es color de rosa. Y me sucedió algo molesto en este viaje.

Versa un proverbio: A la tercera, va la vencida. Esta vez, me sucedió.

Me considero viajero responsable; viajar por tierra siempre será la primera opción. El amor de mi vida son los trenes. Pero en busca de un presupuesto mochilero aún más barato comienzo por indagar los Autobuses europeos de Moscú a Minsk. Como siempte en Russia, el sitio que uso es el de Infobus.eu.

Todo marcha de maravillas. ¡El precio es súper barato! Comienzo mi reserva, y a la hora de pagar me lanzan un pantallazo en rojo con la notificación fronteriza de que solo ciudadanos Rusos y Bielorrusos pueden viajar por esa autopista. Aquí te dejo la captura de pantalla que hice para que lo tengas en cuenta, en especial, si eres de los cubanos en moscú, o cualquier otro ciudadano extranjero de visita en la Federación Rusa; y pretendes hacer este recorrido por carretera.

En realidad me alegra un poco. Los Rails no son mucho más caros; tendré cama, y la alegría de viajar en tren entre dos países por primera vez.

Reservo en el sitio de los trenes rusos de larga distancia, como hice para San Petersburgo y Kazan. Esta vez la reserva fluye de lo mejor.

Pero…

¡Ostras! Por segunda vez aparece el dichoso Pero.

Llego a la Estación de Trenes de Bielorrusia en Moscow (). En Taquilla muestro boleto y pasaporte. La muchacha me dice alarmada colocando los brazos en cruz frente a su cara: ¡Cuba, niet. Samaliot! –¡Joder! ¿Samaliot? Spasiba. Le contesto risueño. Me sumo a la contaminación del Planeta. Venga. Ya estoy casi acostumbrado a la discriminación de los cubanos; así que le pregunto cómo reembolsarlo.

De todas formas mi hermano y yo esperábamos esta negación como variable casi segura. Hace un par de años él hizo este viaje entre Moscow y Minsk en autodbús de ida y tren de regreso. Pero, no era de sorprenderse el cambio.

Mi hermano que es el encargado de las reservaciones aéreas de los cubanos en Moscú, jajaja, me contrató estos servicios con Belavia.

Vuelo de Moscow a Minsk

Al parecer, Dios quiso de la tercera la vencida.

El avión de Belavia parece de juguete. es tan pequeño como los que vuelan de la Habana a Nueva Gerona, en la Isla de la Juventud. El vuelo es corto. Despegamos con algo de nieve y aterrizamos sobre una capa ligera de nieve también en la capital bielorrusa.

Antes de

Ya te publiqué en Instagram lo que me sucedió en el Checking del Aeropuerto Sheremetievo de Moscow. Cómo me apartaron varias veces para ser rechequeado y la cómica y discriminatoria pregunta reiterada: ¿para qué vas a Minsk? –Solo a mirarla. Fue mi respuesta sarcástica correspondiente…

Lo más arbitrario y divertido fue que me hicieron tirar a la basura un pomito de agua y el desodorante. –Balchoe (grande), dice la chica. Luego, en el avión nos ofrecieron un pomo de agua similar.

Minsk

En nuestro caso, que volamos de Moscow a Minsk, no tuvimos que hacer chequeo migratorio a la llegada a nuestro destino: del avión a la calle. Esto fue curioso, pero comprensible.

El Aeropuerto de Minsk es mediano, hacia lo pequeño.

Dormí en este aeródromo hasta la mañana, proque los autobuses terminan a las 10 de la noche y no quice darme el lujo de un taxi. De todas formas, con el frío y la nieve cayendo, no creo que hubiese disfrutado el centro de la ciudad más que la sala en la que me encuentro escribiendo este post.

Despedida inconclusa

El itinerario viajero oficial se compone, hasta momento, y de manera insegura:

1) Martes en la noche: vuelo de Moscow a Minsk.

2) Miércoles 24 por el día: Minsk.

Entre los Imperdibles más queridos de Belarus se hayan Minsk, Brest, Grodno, Pinsk, Gomel, Mogilev y Vitebsk. Pero con el conflicto que hay en la frontera de Polonia, mejor ni solicitar el permiso a esas ciudades más occidentales (Brest y Grodno). Entre las ideas iniciales se encuentran Minsk, Pinsk, Gomel y Vitebsk. Veremos.

3) Para la noche de este miércoles he reservado un tren al destino más alejado de los que tal vez pueda abarcar: Pinsk. La pequeña ciudad de Pinsk es uno de los Imperdibles de Bielorrusia que no quisiera perderme. Se encuentra al sur-suroeste de Minsk.

4) Jueves 25 visitar Pinks.

5) En la noche del jueves tengo pasaje para el mismo tren de regreso, pero hasta la ciudad de Baranovichi, que me hace camino hacia Minsk.

6) Sin reserva aún, una opción puede ser llegar a Vitebsk y regresar a Minsk.

7) Tengo reserva de vuelo a Moscú para el sábado en la tarde.

Como siempre, mis intenciones son de abarcar lo más que pueda. Sé que este tipo de viajes tiene sus inconvenientes. Pero como es mi primer viaje internacional y no tengo recursos, me conformo con caminar y conocer al máximo. Sólo Dios sabe si me permitirá continuar el camino que tanto deseo.

Hasta aquí por hoy, dormiré un poco en este asiento para en la mañana tomar la ruta 300 E, una de las que conecta el Aeropuerto con la ciudad de Minsk.

Con cariño,

Tío Lucio el viajero.

Mi gente, me considero Mochilero de Cuerpo y Alma. ¡Felices viajes! Y nos vemos por las calles del mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.