Blog de Viajes y naturaleza
Artículos Interesantes

Sobre Mi Bitácora de Viajes

Spread the love

Parte I

Presentación oficialísima

Hola, mis amigos, que tal. Como esta página es muy seria, me pongo corbata. Soy Luciano Puentes Gutiérrez (llámenme Lucio). Y -por pura diversión-, en este Mi blog de Viajes firmaré como Tío Lucio el Viajero. Aunque comparado con muchos de ustedes debería llamarme vuestro Sobrino Lucio sin viajes.

Al parecer es un asunto proverbial, pues de casta le viene al perro. Todos mis bisabuelos vinieron de España. El más conocido el materno vino de Los Realejos, Santa Cruz de Tenerife y, al parecer, se lo heredó a mi madre. Con ella nos mudamos, de manera oficial 11 veces antes de que me fuera de casa en el 2001. Ya se ha mudado tres veces más. Y si con ella nos movimos, a solas lo he tenido que hacer mucho más.

Esta vida nómada tiene muchas desventajas. Sin embargo, la libertad que te proporciona es invaluable, las experiencias que vives son un tesoro que no pueden arrebatarte y el amor, uhm, el amor…

Bueno, bueno, vayamos al grano.

Utilidad de este blog

MiBitácoradeViajes será el blog donde escriba todo lo referente a mis andanzas.

Asimismo en esta web intentaré, si eres viajer@, ayudarte en todo cuanto pueda, para facilitar tus viajes y más. Iré confeccionando guías concisas pero englobadoras a la vez, con las cuales puedas responder interrogantes como: qué hago en tal ciudad, dónde están las mejores playas, qué transporte uso, dónde duermo, cómo me alimento, cuánto me cuesta…

Estos detalles importantes te los desarrollo a modo de guías, consejos, sugerencias para gastos necesarios, recomendaciones de lugares súper cool (o todo lo contrario), anotaciones sobre platos exquisitos, experiencias de viaje de diferentes maneras, y más.

(Por supuesto que, por ahora, solo podré escribirte sobre Cuba. Comenzaré por relatarles algunos de mis muchos viajes dentro de este archipiélago.)

La principal esencia de este blog se basará en narrarte mis viajes y documentar sobre las diferentes culturas que vaya conociendo. Sin importar el lugar, vamos a descubrir juntos, esos pequeños detalles que se magnifican cuando las manos de Midas de un viajero, les hacen resplandecer.

Bienvenid@ a mi mundo

Aunque ya les dije que la vida nómada es difícil, no me pesa. Esto también se lo debo a mi madre. Cada día nos obligaba a realizar tareas de índole “te toca, para que no dependas de nadie, mis hijos deben saber hacerlo todo, cuando crezcas me lo agradecerás”. En fin, nos hizo maquinitas del vivir cotidiano. Mi agradecimiento demoró décadas.

Utopía

Esta página se alimenta de sueños. Espero poder cambiarla y decirte que ya Cuba es un pasado en mi lista de viajes. Pues, en lo profundo de mi ser, es eso y nada más: un destino al que he viajado de forma obligada y recurrente, todos estos años. Una ruta a la que me resigno a llamar: de Slow Travel.

En nuestra vida nómada, a veces vivimos demasiado tiempo en un lugar. Pero no se aburran de mis viajes por estas tierras. Trataré de contárselos de manera agradable e interesante.

Luego, si Dios lo permite, les contaré de mis recorridos por todos los rincones del mundo.

La belleza de una región

Ya sabes, te iré contando, de forma inicial, mis aventuras por cualquier región, de Cuba.

Por ahora, trataré de llenar la mayor cantidad de posts con lugares de este archipiélago, que sí tiene algunos muy hermosos y espectaculares. Lo valiente no quita lo cortés. Muchas ciudades tienen sus encantos en esta isla grande. Numerosos son los paisajes naturales que se yerguen admirables a los ojos del buen viajero.

Es cierto que no hay nada gigante (ni montañas, ni rascacielos, ni eiffel, ni disneylandia); pero escondidos entre calles adoquinadas con olor a colonia, arroyuelos en montañas de menos de 1000 metros, barreras coralinas inmensas en aguas transparentes, barcos hundidos en los que puedes nadar, ruinas visitables desde la capital hasta el fondo marino y tortugas recién nacidas que se lanzan temerarias a lo desconocido de sus vidas, sí que los hay.

No me dejes solo en esto. Los verdaderos hallazgos se disfrutan en compañía.

Detalles secundarios de un viajero

Autodefinición profesional

Si dejamos de lado la necesidad de jugar con mi nene, escribir, viajar y acercarme a las Artes Plásticas, puedo decirte que soy estudiante y profesor por naturaleza. No hay un momento de mi vida en el que no esté estudiando o enseñando algo.

¿Por qué se retrasó tanto mibitacoradeviajes.com?

Una de las desventajas de la vida nómada es que puedes perder mucho a cada rato. Como los huracanes a estas islas del caribe, las mudanzas y rupturas te despojan de tus pertenencias: cuadernos que pierdes, tecnología que se rompe, discos duros que desaparecen, chicas-ex que te borran todo lo tuyo de sus Laptops cuando te divorcias…

Pero la mayor desgracias es querer ser nómada “digital” en el país donde tal profesión no existe. Para no hablarte de basura molesta te lo resumo con una imagen: soy un oso polar en Cuba. A eso súmale la pobreza de nuestro sistema total, y la inconsistencia a la hora de acceder a Internet.

Te cuento

Gracias a Dios y unas amigas y amigos he volado a Moscú este 11 de septiembre (su cumpleaños 874). Ayer, 30 de septiembre, he logrado contratar los servicios de Hostinger para crear y hospedar el dominio.

Escribo desde siempre; no podría estar sin hacerlo. Solo que, de manera cómica, a cada ratos desaparecen mis textos. La semana pasada boté, sin darme cuenta, una SD de 8 gb con todo lo que había escrito recientemente.

Te digo esto, porque encontrarás dos o tres posts de algunos viajes pasados que quiero se mantengan entre mis pertenencias íntimas. Así que te los escribiré acá. Ejemplos ineludibles de estos relatos serán el de Mi viaje intercontinental a los 8 años, o el Paseo en balsa que me costó 3.000 pesos de multa y más.

La manera de perpetuar los viajes

Viajar a la deriva es difícil, pero a la vez cautivador, electrificante. Por fe a que todo estará resuelto en el momento oportuno. Dios sabe todas las cosas. Así que no hay de qué preocuparse.

Tengamos en cuenta que las experiencias de viajes son contadas por seres vivos. JAJAJA.

Solo lo bueno

Además, nuestros cerebros poseen una poderosa arma defensiva: la memoria y el olvido. Estos se alternan, de forma excelente para discriminar lo malo y potenciar lo bueno. ¿No te has dado cuenta de ello? Cuando estás en medio de las pruebas, dolores y escaseces la cosa pinta mal. Pero apenas mejoran olvidas la condición en la que te encontrabas hace unos minutos y te adentras en la nueva realidad con bríos renovados.

Si pasan días, meses, años, ni hablar; no recuerdas lo malo y desearías haber escrito sobre la buena vida que tuviste y, con el entusiasmo del primer día, quieres embarcar en otro viaje.

Una de las principales habilidades de los viajeros es su fortaleza ante las adversidades. ¿Dónde dormir, qué comer, cómo me baño, confío?

Ventajas de viajar

Una de las palabras usuales de los que aman viajar son: me gusta conocer personas, lugares, aventuras, formas de vida, disfrutar de las emociones de lo desconocido y alcanzar metas increíbles.

Pues sí, las tomo como mías también.

Amo viajar. Los viajes son parte intrínseca de mi espiritualidad. Incluso, les confiero poderes terapéuticos. Cuando me siento a tope, organizo un viaje; aunque sea dormir en la hierba más cercana. Pero moverme.

Si de algo me siento orgulloso (además de la hija maravillosa que procreé), es de mi gusto por viajar. No sé que importancia tiene eso para las personas que no viajan, pero me siento feliz de ser nómada, de tener las habilidades para vivir errante. Conoces personas por todas partes. Conversas con ellos, cenas, compartes sus casas, tus cosas.

En la escuela, contaba mis hazañas de viajero con grandilocuencia. Todas las niñas me trataban con amor, mimos y muy buenos tratos. Tengamos presente que esto, es un valor agregado cuando vives 11 días internado en el colegio.

Despedida momentánea

Hablando de valor agregado, la empatía cariñosa de nuestro lado y la utilidad real de este blog serán las recompensas por leerlo.

Advertencia

El amor no viaja en compartimentos separados. Sé amable en tus viajes y verás lo milagroso de compartir un trozo de waffle, las riquezas de conversar, o los tesoros pintorescos y comunes que poseemos como seres humanos. No te niego que también recibirás golpes culturales y algunos desprecios. Pero, ¿no está la vida llena de estos golpecitos?

Confesión post-despedida

Venga, me confieso. ¿Quieres saber cuál es la acción más terrible? Regresar. Aunque te esperen los seres más queridos. No lo tomen a mal. No me refiero al fenómeno estricto de la ingravidez neuronal; no a la necesaria vida familiar. Lo cierto es que volver implica una aceptación irresoluta de la calma. Tranquilidad que amenaza todo cuanto eres. Es el muro que se levanta por enésima vez y del cual nunca estarás convencido puedas escapar con certeza.

Ahora tengo una niña de 7 años con quien disfruto caminar por la Habana, ir a la playa o emprender un viaje acelerado a Las Villas, el paraíso de Cuba. No dejo de contarle anécdotas, hablarle del viaje que algún día emprenderemos juntos por Europa en tren. (Por la abundancia del corazón habla la boca.)
Pero es que no experimenté nada mejor. No tengo, no hallo manera de ser más feliz que no sea mientras camino. Es la complicidad de una ruta ajena pero a la que hago mía a cada paso. Es el arte de doblegar titanes. Tal vez seamos Alfas aclarándole a las circunstancias cada rol: quién es el viajero que manda, quién la calle que obedece.

O quizás sea lo contrario: vivir el perenne reto de la fe nómada. Representa el intento de estar a la altura. Medirnos con nuestro viaje; con lo que tenemos delante: una ciudad desconocida, un valle, una montaña, un tren, un episodio (agradable u hostil)…

Todo esto en la aventura del movimiento, sin perder el amor y la paz.

Un abrazo cariñoso de tu Tío Lucio el viajero.

Parte II

Mi gente, ¡Grito de alegría! Mientras la ciudad de Moscú cumplía sus 874 años yo volaba por primera vez mi viaje de larga distancia. Ya sabes. Gracias a Dios, aquí estoy. Intento hacer un Slow Travel improvisado a fuerza de alma y vida…

Mi gente, me considero Mochilero de Cuerpo y Alma. ¡Felices viajes! Y nos vemos por las calles del mundo.

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.