Estacion de trenes Moscu bielorrusia mi viaje a Minsk
Relatos de Viajes

Me voy a Minsk, la belleza cubre lo grotesco del camino

Spread the love

El Por qué de mi Viaje a Minsk

Para continuar nuestra aventura vitalicia, los viajeros hacemos cualquier cosa. Por lo que debo confesar que desde hace un rato realizo algunos trabajos en Moscow para el sustento y subvención de nuevos viajes.

El viernes pasado se nos acabó el empleo en una brigada de la construcción en la que trabajaba como ayudante. Mientras los demás colegas se halaban los pelos por la falta de paga, yo abría feliz el buscador (mi hermano) en busca de boleto para un viaje a Minsk que a Bielorrusia.

Temía por un momento que no hubiese nada tan apresurado. Encontré el pasaje que deseaba para el martes 23 de noviembre. No es difícil, tienes 4 ó 5 vuelos de Moscu a Minsk cada día; y desde todos los aeropuertos moscovitas.

Mientras mis amigos emigrantes se molestaban por no tener trabajo yo volaba a Minsk para disfrutar esas tierras por 10 días.

Aeropuerto de Moscu Sheremetyevo

Ser mochilero cubano tiene sus encantos. Mientras tú llegas a los puntos de chequeo irradiando alegría por cada poro de tu ser, soñando con los destinos que te aguardan la mañana siguiente, los funcionarios te miran como bicho raro.

Al primer vistazo te reciben con la mayor sonrisa, hasta que muestras tu pasaporte cubano y cambia toda la energía. Las preguntas se suceden continuamente. Se llaman a colaboración unos a otros, como si fueras espécimen de un circo siniestro al que deben contemplar. Sientes que las obras de Poe se fusionan con las de Kafka para regalarte una mirada identitaria con aires de trastorno de personalidad.

Entonces, justo en ese momento tan esperado preguntan por mi nombre y yo, ahora mismo más temeroso del caos que feliz de viajar, respondo Gregorio…, digo, Luciano. ¡Nunca más!

Así fue como salí del Aeropuerto de Moscu Sheremetyevo rumbo a Minsk, la capital bielorrusa.

Aeropuerto Internacional de Minsk

Cuando vuelas de Moscú a Minsk, al arribar al Aeropuerto de esa capital ni te das cuenta de haber entrado a otro país. Parece más bien un vuelo nacional, sin check-in, ni control de pasaporte.

Esto es porque la Carta Migratoria que recibes en tu entrada a Moscú te sirve para ambos países.

#foto avioncito en minsk

Minsk una capital silenciosa

Camino por las calles semivacías. Acabo de percibir una característica peculiar de la Capital de Bielorrusia: no es común ver a tantos transeúntes como esperarías.

No digo que sea una isla desolada, pero supuse un trafico mayor. Puede que el hecho de venir directo de Moscow me haya creado esta espectativas. Y claro, no tienen por qué ser igual todas las capitales del mundo.

La verdad es que la metrópolis rusa es bastante ajetreada y siempre encuentras cientos de caminantes en los espacios más conocidos y visitados. Si te cabe alguna duda, detente unos segundos a observar las Estaciones del Metro de Moscow, en cualquiera de sus regiones.

Acá, en Minsk, las personas caminan poco. Visitas los espacios más turísticos y no tropiezas con esos numerosos viajeros que esperabas. Sin embargo, las paradas de los autobuses y tranvías están bien cargadas de citadinos. Y los taxis son numerosos.

Supongo que la temporada también influya. Le visité en noviembre, el mes más hermoso y colorido; y algo frío también.

Minsk

Por lo general es una ciudad bastante limpia. Debo aclarar que visité, esta vez, Minsk, Pinsk y Brest; sin ver mucha basura en sus calles. Esto es adorable. Nada más feliz que la limpieza y la pulcritud. Son rasgos indecibles de la personalidad; tanto individual como social.

Arquitectura de Minsk

Biblioteca Dervis Mulic viaje a Minsk Bielorrusia
La interesante Biblioteca Nacional de Bielorrusia.

Minsk se levanta entre hermosos edificios de corte europeo por un lado y “rusos” por el otro; así como otros bien modernos. Claro, no me juzguen los arquitectos por lo que digo. Sé que no hablo para nada con los términos legítimos de la bella Arquitectura.

Creo que tiene una amalgama de construcciones que le dan un carácter atrayente. Yo diría que un poco impactante y colorido. Aunque por lo general prevalecen los edificios bajos, menores de 10 pisos por repartos enteros, a su vez, ofrece cambios repentinos y desiguales que rompen con la monotonía a buen gusto.

Para esto debemos tener en cuenta un dato importantísimo. Minsk fue devastada por completo en la segunda guerra mundial. Y, a pesar de las ruinas, sus habitantes tuvieron el valor de hacerla renacer de las cenizas de postguerra. Es por ello que, a pesar de tener su fundación anterior a Moscú, disfrutas de sus aires modernos todo el tiempo.

Otra de las novedades de la Arquitectura de Minsk es la cantidad de Casinos que puedes ver con bastante frecuencia. Eso es palpable para el turista apenas camine 10 calles. Y esto no es solo aquí en la capital. En las demás ciudades importantes también les verás con relativa prominencia.

Aquí te dejo el enlace al Decálogo de las Curiosidades más locas de Minsk.

viaje a Minsk avenida independencia
Fuente en la principal avenida de Minsk «Independencia».

Como luego te escribiré un post sobre Qué Ver y Hacer en Minsk, aquí solo te comento los pasos de callejero por aquellas tierras bielorrusas.

A disfrutar la Metrópolis

Hacía frío, mucho frío. Pero camino. Y sentarme a almorzar a orillas del río fue un encanto.

Lo único raro y sobrecargado fue observar la imagen del presidente en un cartel de carretera que parecía un panegírico deportivo sospechoso… Tanto más si ha sido el único mandatario de este país desde su Fundación Constitucional en 1994.

Si quieres saber más, aquí te dejo el post sobre Las 40 Curiosidades de Bielorrusia que más enloquecen.

Como no me gustan los halagos a punta de escopeta, no le tomé foto.

Otro de los encantos de Minsk lo encontré en el mercado de comida. Jajaja. Me pareció que el pan y el kefir -dos de las sustancias de sustento más importantes para un mochilero-, sabían mucho mejor que sus homólogos rusos.

Viajar a Minsk Belarus Cruseros

Todo alrededor me llama la atención: el inmenso y peculiar Estadio, con su apariencia de nave espacial, la infinita Avenida Independencia, las fuentes, las catedrales con sus emblemáticas construcciones, las esculturas, los tranvías, los paseos, los cuervos inmensos, la Biblioteca Nacional con su rareza y el edificio de la KGB (la única activa oficialmente, de todas las repúblicas ex-soviéticas), y hasta el eco de las plazas vistosas con las muchachas más agradables que las petersburguesas.  

Solo estuve dos días en esta capital. Arribé temprano en la mañana y sobre las 10 de la noche ya viajaba en Tren de Minsk a Pinsk. La reserva la había hecho en la página de Trenes y Autobuses europeos que uso en la barra lateral derecha:

Bussystem (Trenes, autobuses, vuelos).

Desliz viajero para enseñanza

Algo que me sucedió sin tener la chispa viajera encendida fue que mi tren viajaba de Minsk a Brest y, como es de esperarse, solo eso aparecía en pantalla informativa. Sin embargo, y fue donde me confundí, no encontraba por ninguna parte el número de mi tren. ¿Cómo es posible?

Pero la bendición llegó cuando la hermosa chica del buró de información me llevó entre sonrisas al mismísimo coche que me correspondía. Me regaló la despedida más dulce e hilarante que recibiría en todo este viaje; junto a las disculpas por haberme tenido que acompañar.

¡El colmo de la hospitalidad!

Si alguna vez pensara en casarme bajo el amparo del Cirílico, buscaría mi esposa en las calles de Bielorrusia. Aunque me han contado que las Ucranianas son mujeres fascinantes (suerte que no corren las Moscovitas)…

Despedida de Minsk

Feliz por la inesperada compañía protectora de última hora, tomé el tren rumbo a Pinsk; la ciudad más hermosa de Bielorrusia (a mi humilde juicio).

¡Que Dios bendiga todos tus viajes y aventuras!

Tío Lucio el viajero.

¿Necesitas un Seguro de Viajes? Aquí tienes el mejor: IATISeguros + 5 % descuento.

Si quieres observar lindas fotos tomadas en mi viaje a Minsk te dejo el enlace a Instagram.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *